METODO MONTESSORI

María Montessori

Chiarevalle, Ancona, 31 de Agosto de 1870 - Noordwijk, Paises Bajos, 6 de Mayo de 1952 

 

Además de profesora, fue una educadora, pedagoga, científica, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga y humanista italiana. Fue la primera mujer italiana que se graduó como doctora en medicina.

Actualmente puede parecer difícil comprender bien el impacto que tuvo María Montessori en la renovación de los métodos pedagógicos de principios del Siglo XX, ya que la mayoría de sus ideas hoy parecen evidentes. Pero, en su momento, fueron innovaciones radicales que incluso levantaron controversias entre los sectores más conservadores...

¿En qué consiste el 'Método Montessori'? ¿Por qué es diferente en relación a la Educación Tradicional?

La diferencia real

La formación de las capacidades fundamentales de los niños es muy importante durante los primeros años de vida - no sólo el aprendizaje académico, sino la capacidad de concentración, perseverar y pensar por sí mismos, así como la capacidad de interactuar bien con los demás. Los niños que han recibido el tipo correcto de apoyo durante estos años de formación se conviertan en adultos que son "auto-motivados" y les gusta aprender, puede pensar con flexibilidad y creatividad y que no sólo son conscientes de las necesidades de los demás, sino que además disponen de una armonía en fomentar activamente a medida que avanzan a través de la vida.

Educación Tradicional vs. Montessori

En la educación tradicional los adultos deciden lo que los niños necesitan aprender, como así también la capacidad de retener y reproducir la información se utiliza como una medida de "éxito académico". El maestro es el "dador" activo de información y los niños son receptores pasivos. En el Método Montessori todo es acerca de la actividad del niño. El guía/docente toma un papel diferente, es decir, para proporcionar el tipo de actividad correcta en las circunstancias adecuadas y así los niños son guiados para encontrar lo que necesitan de lo que se ofrece. Después, los niños se convierten en aprendices activos y son capaces de alcanzar su potencial único porque están aprendiendo a su propio ritmo, centrándose en sus propias necesidades de desarrollo particulares en ese momento.

 

El enfoque Montessori ofrece:

- Un entorno (ambiente/aula) que sirve a las necesidades particulares de la etapa de desarrollo de cada niño. 

- Un adulto que entiende el desarrollo del niño y actúa como guía para ayudarlos a encontrar su propio camino natural.

- Libertad que permite a los niños participar en su propio desarrollo de acuerdo con su propia línea de tiempo de desarrollo particular.

© 2018 DELTA MONTESSORI